Estatua del Gral. San Martín, en plaza de su mismo nombre en la ciudad de Malargüe

San Martín siempre fue un motor en la vida civil de los argentinos, fuimos educados bajo sus mandatos y ejemplos, en especial en Mendoza, de donde fue Gobernador y organizó la gran hazaña para el Cruce de los Andes. Pero en Malargüe, no estaba funcionando una organización sanmartiniana.

La Asociación Cultural Sanmartiniana de Malargüe nace en el año 2001 cuando, en una conferencia sobre el Ejército Libertador dada por el historiador Diaz Araujo, pensé en la necesidad de revalorar la columna más austral del Ejército Libertador al mando del Tte. Coronel Ramón Freire que había pasado por nuestro Malargüe.

Aunque esta columna era la más pequeña en cuanto a la cantidad de soldados, fue muy importante estratégicamente, porque provocó que el ejercito realista en Chile se desplazara al sur creyendo que detrás de esta avanzada de Freire venía el grueso del ejército.

Vimos que no estaba valorada esta ruta en la historia oficial, en las escuelas en general ni en las de Malargüe; tampoco era tenida en cuenta en los mapas turísticos culturales como Ruta Sanmartiniana.

En ese momento hablé con Ricardo Scollo, que era Director de Cultura acá en Malargüe, (justamente a la salida de la conferencia que relaté al principio) y nos propusimos poner en valor esta ruta histórica, haciendo una expedición a caballo.

Me comuniqué con un colega mío, el Agrimensor Daniel Dueñas, que presidía un Centro de Estudios Sanmartinianos de Mendoza. Esta asociación ya había relevado con GPS la ruta por Uspallata y habían hecho estudios sobre la cantidad de agua que traían los ríos en 1817, habían calculado cuánto avanzaban las mulas por día de acuerdo al peso que llevaban, la topografía, las vestimentas, los pertrechos, etc. Dueñas se entusiasmó en venir a Malargüe para reeditar este paso y vino junto a tres miembros de su asociación.

Convocamos a conocidos y amigos de Malargüe, gente de campo o adiestrados a montar y a las tareas de campo. Entre todos conseguimos monturas, pertrechos, alimentos; los participantes consiguieron sus caballos, mnturas, herraduras y la colaboración del municipio con ayudas estuvo presente a lo largo los años de nuestro trabajo.  Las reuniones previas a la expedición fueron las que consolidaron a los organizadores como la Asociación que luego formamos.

Recuerdo algunos nombres como “Pancho” Correa, Miguel Ángel Molina, Carlos Tapia, Paulino González, el Padre Carlos López, Gabriel Fidel que era Secretario de Turismo, Andy Bautin, por el Valle de Las Leñas,  “Pancho” Parada, Valeria Moroy, Ermelinda Oviedo, Laura Muñoz, Custodio Rodríguez, Santos Peña, Raúl Gordillo, Facundo Vázquez, Javier Pedernera, Luis Luchesi, Walter Guerrero, Néstor Pereira, Carlos Gordillo y nuestro innovidable Saúl Contardi, de Luján, que nos acompañó a lo largo de los años en la formación de nuestro grupo. Mi esposa, Ruth Mercado, fue la encargada de grabar la crónica de la expedición.  Manuel Velázquez, Luis Venegas, Bruno Soto siguieron en la organización de las expediciones. El baqueano fue Raúl Molina, -gran conocedor de la zona y merecedor de la distinción “Baqueano de la Patria “- y a cargo de la expedicion por Gendarmería Francisco Reyes y por la policía de Malargüe, Jorge Álvarez. Y tantos otros que nos acompañaron en ese 2001.

Hicimos esa expedición inolvidable con 56 personas, muchas de las cuales siguieron trabajando a lo largo de los años y nos fuimos consolidando como una Asociación. Ese 2001 fue el puntapié para este grupo que ya lleva 20 años y ha realizado once expediciones.

Un hecho para resaltar es que se vinculó la llegada de nuestra Expedición al Encuentro Argentino Chileno en el Paso El Planchón, lo que le dio al Paso El Planchón su verdadero valor histórico.

Desde ese 2001, distintas personas participaron de nuestra asociación, pero quisiera nombrar a quienes nos acompañaron en su nacimiento, Julia Palma, Marcelo Figueroa, Andrea Ojeda y Walter Centeno, que ocupó el cargo de primer presidente.  Luego se sumaron Francisco Barrére y Ana María Cruz.

Se ha ido trabajando en la participación de actos, trayendo granaderos desde Mendoza, viajando a encuentros, colaborando con las escuelas, dando conferencias y charlas, con salidas a los medios de comunicación.

En dos ocasiones organizamos y fuimos anfitriones del encuentro que se realiza anualmente entre Asociaciones Sanmartinianas y que nos destacamos por la organización y nivel de participación. Asimismo, incluimos algo nuevo, que fueron charlas abiertas al público aprovechando el nivel de conocimiento de los sanmartinianos que nos acompañaban.

En esos encuentros intervinieron como disertantes dos historiadores jóvenes, que luego formaron parte de la Asociación: Profesor Francisco Parada y Profesora Carolina Peña, como también el Profesor Miguel Herrera, actual Presidente.

Se crearon centros sanmatinianos en escuelas de nivel medio, lo que nos alegra porque vemos que el amor por los valores sanmartinianos se va difundiendo en los jóvenes. Se destacaron con sus ponencias, juegos en escuelas primarias, concursos, rincones sanmartinianos. De ese grupo de jóvernes participan de la asociación Javier Ibarra y Carlos Ferrada.

Nuestra Asociación es una organización de la Sociedad Civil, integrada a las Asociaciones Culturales Sanmartiniana de Mendoza y del País, a través de Instituo Nacional Sanmartiniano.

Mirando desde hoy hacia atrás, veo que el ímpetu que movió a este grupo a lo largo de los años fue promovido por el ejemplo de vida, la personalidad, por las hazañas de Don José de San Martín.

Por el Agrimensor Luis Domínguez Barro

Para hacerte llegar lo que pasa en Malargüe y en la provincia de manera personal, te invitamos a que seas parte del grupo de WhatsApp de Ser y Hacer en donde sólo recibirás noticias, en ningún momento estará abierto, por lo que sólo te llegará lo que subamos a nuestra web. Te dejamos el link para que te puedas unir: https://chat.whatsapp.com/KF2O8JEZDsKBP06DnAn3x6