Imagen ilustrativa

Quiero compartir una pequeña reflexión que nace de lo que es día a día veo y me toca enfrentar desde mi lugar al frente de la unión empleados de comercio de San Rafael y OSECAC.

Sería lindo vivir en un país con libertad de expresión, sin dañar ni ofender a quienes piensan distinto cuando en realidad todos estamos viviendo una situación de pandemia desde hace más de un año situación que nunca hubiéramos soñado que nos azota y que hoy es una pesadilla.

 a pesar del tiempo transcurrido no hemos aprendido absolutamente nada aún frente a la pérdida de seres queridos familiares y amigos, lo que sí es evidente es el desprecio por la vida de aquellos que sólo pretenden sacar rédito político de algo.

Transcurren días difíciles que nos alcanza a todos, pero falta responsabilidad social de gran parte de la sociedad.

De cierta manera todos carecemos de responsabilidad social. Si cada uno cumpliera su rol de cuidarse y cuidar al prójimo sería todo sería distinto, pero no lo hacemos todos tenemos.

El deseo de estar vacunados contra el COVID-19 es de todos, pero la vacuna más necesaria en este momento es la de la grieta.

 El fanatismo y el egoísmo no nos deja ver que está colapsado el sistema de salud y está creciendo aún más la desigualdad social, por eso hoy más que nunca todos necesitamos ser responsables.

Por Luis Lucchesi, Unión empleados de comercio-OSECAC.

Para hacerte llegar lo que pasa en Malargüe y en la provincia de manera personal, te invitamos a que seas parte del grupo de WhatsApp de Ser y Hacer en donde sólo recibirás noticias, en ningún momento estará abierto, por lo que sólo te llegará lo que subamos a nuestra web. Te dejamos el link para que te puedas unir:https://chat.whatsapp.com/CJsaeZw7ud4ChVZNcLqzZm