Caravanazo por Portezuelo.

Y como era de esperar por no haber votado la candidata del oficialismo nacional, nos castigan. Así de simple.

 Ahora Portezuelo es una obra maldita. El pan para Mendoza, en especial para el sur Mendocino, también lo es para provincias vecinas que, a la hora de expresar su federalismo, solo se miraron el ombligo.

«Negociaron» y en la negociación Mendoza quedó afuera.

Señor Presidente ¿Qué paso con el «yo quiero la represa en Mendoza porque fue un proyecto que iniciamos con Néstor? ¿Qué cree Ud. que diría Néstor Kirchner si estuviese en vida?

En el afán de seguir desoyendo el mandato popular y escuchar el centralismo porteño, repartir las dádivas en forma desigual, al clientelismo con otras provincias (La Pampa como mejor ejemplo), si en lugar de borrarnos del mapa, Ud. trabajara para incluir a los mendocinos en un reparto económico equitativo ¿Hubiese permitido dar marcha atrás con la mega obra hidroeléctrica provincial “Portezuelo del Viento”?

Permitir que otra vez se hagan los estudios de impacto ambiental, a través del COIRCO, es ni más ni menos, que volver al inicio, foja cero, ni siquiera a punto muerto, sino avanzar sobre la soberanía misma de Mendoza.

El Gobernador Suárez ha actuado con cautela, pero con insistencia. Inclusive, con los dirigentes del PJ mendocino, algunos mostrando como nunca egoísmo y mezquindad a la hora de defender los recursos del pueblo mendocino.

No vale la pena nombrarlos, pero bien vendría declarar a dos referentes del Justicialismo departamental como «Ciudadanos Ilustres Pampeanos», una por no defender los derechos de la provincia cuyos habitantes lo votaron creyendo que iba a luchar por los mendocinos, y el otro por festejar la negativa del Presidente por sobre los derechos de Mendoza.

¿Qué hacer como malargüino y como Mendocino? Participar, activar los mecanismos que nos definen como descendientes de personas que no se dejaron vencer ante la primera adversidad, como primera medida. La otra es saber y no dejarse embaucar por personajes nefastos que dicen algo por un lado y son incapaces de proponer algo que no sea una orden directa de Buenos Aires.

Propongo, como medida, hacer sentir nuestras voces desde todos los rincones sociales, barriales, departamentales y provinciales. Utilizar las redes, no para vilipendiar a nadie, pero si para reclamar lo que por derecho nos pertenece.

¡Sea un patriota, Señor Presidente! Escuche al pueblo, no nos borre del mapa, ni más ni menos.

Victor Reyes, DNI Nro. 21.807.400