Visto los últimos acontecimientos y expresiones de la movilización popular referidos al turismo interno, el Partido Demócrata Malargüe como institución democrática de pleno derecho a la libertad de expresión y convencidos que las instituciones democráticas y sus representantes, cuentan con los medios y poderes que le ha concedido la ciudadanía a través del voto para expresar apoyo u oposición a las medidas en cuestión no pueden, no deben y lo más grave no tienen el derecho al uso de la violencia verbal en manifestaciones en contra de las figuras de las instituciones que representan la democracia.

Desde el Partido Demócrata Malargüe solicitamos a la oposición y sus representantes el uso de las herramientas de la política a la altura de las circunstancias con respeto a las personas públicas y su entorno y consensuar las diferencias con dialogo y debate que construya y fortalezca la institucionalidad.

Horacio Marinaro, Presidente Partido Demócrata Malargüe.