El pasado sábado la iglesia cristiana evangélica “Vida y paz” distribuyó 97 desayunos solidarios a otras tantas familias de Malargüe.

“En primer lugar, esta no es una acción ocasionista  ni oportunista. Nosotros constantemente estamos ayudando materialmente a la gente, más allá que nuestra misión es atender a la vida espiritual de las personas” indicó el pastor Horacio Vega.

La primera distribución de desayunos solidarios se realizó en el mes de mayo cuando llegaron a 40 hogares y en esta ocasión se propuso duplicar esa cantidad, pasando el objetivo casi en un 50 % más.

Cada desayuno constó de un paquete de leche, zucoa, azúcar, té, golosinas y raspaditas.

Para repartir la ayuda se conformaron cuatro brigadas, integradas en esta oportunidad solo por varones, que recorrieron varios barrios, llegando de manera espontánea a los domicilios.

Paralelamente, se han entregado 100 bolsones de mercadería con aportes de fieles de la iglesia que tiene su sede en Cmte. Salas oeste 42

“No queremos crear expectativas, trabajamos en algunos proyectos de ayuda social, pero reitero nuestra misión es atender la vida espiritual de la gente” concluyó Vega.