Imagen ilustrativa (El doceTV)

En el contexto del 1 de mayo, día del trabajador, no es difícil saber que los trabajadores no tienen mucho para festejar. No tan solo por los tremendos efectos de la pandemia en la actividad económica o por el errático (no) plan económico del gobierno nacional, sino que, ante todo, y más que nunca, por la pérdida absoluta de representación real en los gremios.

Hace mucho que los trabajadores se han acostumbrado a un perverso sistema donde los sindicalistas que dicen representarlos responden a otros intereses, concretamente a sus intereses económicos personales y no los de los trabajadores.

Lamentablemente ello se naturalizó, entonces se sabe que en la ficticia disputa que llevan los sindicatos por sus derechos, anualmente en la fecha de su paritaria escucharan a “sus representantes”, a quienes jamás vieron trabajar de algo siquiera relacionado con el gremio al que representan, solicitar aumentos imposibles de pagar por parte de los empleadores para luego acordar un monto menor que ya había trascendido “en off» en los medios como aquel monto ya arreglado con los empresarios o que se los sugirió como techo el gobierno al que responden. Este último es un actor importante porque según el partido que gobierne, nuestros gremialistas montan una escena diferente de su corso paritario. Obviamente si ese gobierno se dice peronista (con el pelaje de la época, neoliberal o chavista, lo mismo da) es una cosa y si es “juntoscambistas” es otra cosa muy diferente.

Así, si el gobierno es amigo es por concesiones millonarias para obras sociales sindicales malversadas o empresas ligadas al sindicalista que negocia; la parodia incluye un pedido en tono muy ceremonioso del llamado a paritarias, obviedad que sucederá tan fatalmente como el cambio de estaciones, y una vez concedidas por el gobierno se monta un acto con toda la fanfarria gremial en la calle de entrada al ministerio o subsecretaria de trabajo donde los nada espontáneos trabajadores “convocados” (arreados) baten fuertes los redoblantes (de un murga contratada, no de trabajadores de la actividad del gremio) cantando siempre cancines pseudo futboleras con letras sobre cuestiones totalmente ajenas a la negociación en cuestión, pero eso sí, siempre, siempre, en un tono muy de hinchada enfervorizada, “embriagada” de la pasión y hermandad peronista.

Luego de un intercambio de los líderes con las autoridades, los muchachos sindicales salen anunciando que no sólo se les otorgó el aumento del “off” sino que además obtuvieron esas concesiones absurdas y que en nada modifican sus reales condiciones de trabajo como: cupos en cada empresa para nuevos trabajadores familiares de un trabajador en funciones que por situaciones especiales no consiguen trabajo. Es decir, puestos de trabajo que los empresarios crearían igualmente si no estuvieran siempre extorsionados por los gremios y que finalmente más tarde o temprano sería ocupado por el familiar en cuestión. Cuando esas concesiones no son directamente un merchandising del estilo de guantes extras para el laburante que opera máquinas, palancas o volantes, o mejores filtros de bluecut para los que operan pantallas.

Pero si el gobierno no es amigo, entonces el corso se convierte en liturgía que comienza con el consabido paro, que tiene como destino la conciliación obligatoria y que luego tiene su instancia de negociación no rodeada de un simple acto sino de una movilización. Al ingreso al ministerio o subsecretaria donde no habrá una negociación sino una batalla para arrancarle derechos al empresariado fugador, explotador y cómplice de la dictadura, el líder sindical dice a las cámaras que se pedirá un aumento que no solo es impagable sino que es a cuenta de futuras negociaciones pero que además allí no se discutirá solo el salario, sino que deben discutirse todos las necesidades de los trabajadores y así cada año que toque un gobierno no amigo, sin importar que ese pedido de cambios totales indica que ellos negocian y acuerdan cosas tan perennes cuya duración se agota en doce meses y entonces nos obliga a comenzar de cero.

La negociación siempre es extensa y con algunos días de paro efectivo en el medio, para que sepan el daño que pueden hacer y finalmente, luego de denuncias y seguramente acusaciones tales como que el gobierno precariza, explota, negrea a través de las empresas, que finalmente son la contraparte; acuerdan un salario similar al del “off” pero siempre en la condición de insuficiente e impuesto por decreto, aun cuando ellos mismos firman en el ministerio o subsecretaría.

Es decir que el trabajador cada vez que comienza el ciclo paritario sabe que el resultado es el mismo pero el tránsito, que es lo que les importa a sus líderes sindicales, no lo es. Sin embargo, huérfano de representación sabe que jamás se negociarán los convenios colectivos de la sociedad organizada pre-facista que lo rigen y por ello jamás podrá por ejemplo recibir un bono por mejores resultados ya que su convenio no permite pagos por mérito o que cobrados una vez no sean permanentes o que no sean para todos los que realizan la misma tarea sin importar si participó en esos mejores resultados. También sabe que verá por televisión a los nada espontáneos “trabajadores movilizados” que una vez entonarán cánticos inconexos de la realidad y violentos innecesariamente, rodeados de una muy antigua y clientelar forma de manifestarse, celebrando anuncios sobre los que ninguna atención se presta ya que el aumento es el del “off”, y eso, eso lo sabía hace un montón.

Y luego llega el 1 de mayo, el trabajador escucha los saludos de los sindicatos que nada le dicen pero que siempre están, interponiéndose entre él y su empleador para discutir los temas que realmente le importan y sabe, que no tiene mucho de que alegrarse, más que del aumento previamente acordado, claro que, si el gobierno es amigo, algún peluche del merchandising.

Auto: Marcelo Corti, presidente PRO Godoy Cruz.

Para hacerte llegar lo que pasa en Malargüe y en la provincia de manera personal, te invitamos a que seas parte del grupo de WhatsApp de Ser y Hacer en donde sólo recibirás noticias, en ningún momento estará abierto, por lo que sólo te llegará lo que subamos a nuestra web. Te dejamos el link para que te puedas unir:https://chat.whatsapp.com/CJsaeZw7ud4ChVZNcLqzZm