Durante el fin de semana, cuando YPF termine de aplicar su aumento del 6% en los surtidores, la compañía ya habrá completado una docena de subas en 9 meses.

A mediados de agosto de 2020, el litro de nafta súper de la petrolera se conseguía a $ 53,47 en las estaciones propias de la marca en la Ciudad de Buenos Aires. Desde el lunes, ese mismo producto no bajará de los $ 90. De punta a punta, el aumento rondará el 70%.

El primer retoque fue el 19 de agosto y desde allí hubo incrementos todos los meses. En enero y febrero, hubo dos recomposiciones, aunque una fue por cuestiones impositivas.

La suba del 70% entre agosto de 2020 y mayo de 2021 supera a la inflación acumulada en esos 9 meses, o a la evolución del dólar en ese período.

Según la compañía, el paliativo es que ya no habrá más incrementos para este año. Y que la suba de 2021 quedará por debajo de la inflación que estimaba Martín Guzmán de 29% para este año.

Los precios de los combustibles siempre quedan congelados antes de los períodos electorales. Pero, una vez transcurridos los comicios, se los suele modificar. Es lo que sucedió en la última década.

El 70% de aumento en los combustibles supera la inflación acumulada entre 2020 y 2021 (36% durante el año pasado y 17,8% hasta abril de este año), la variación del dólar y hasta iguala el aumento de la cotización de la soja. Pero si no vuelve a subir este año, es probable que los combustibles queden debajo de la suba del costo de vida de 2020-2021. En tanto, el dólar subió desde el 1 de enero de 2020 un 58% y la soja está -dependiendo del día- con una mejora que ronda el 70%.

Fuente: Clarín/El sol.

Para hacerte llegar lo que pasa en Malargüe y en la provincia de manera personal, te invitamos a que seas parte del grupo de WhatsApp de Ser y Hacer en donde sólo recibirás noticias, en ningún momento estará abierto, por lo que sólo te llegará lo que subamos a nuestra web. Te dejamos el link para que te puedas unir:https://chat.whatsapp.com/CJsaeZw7ud4ChVZNcLqzZm