Ruta 222 ingreso a Valle de Las Leñas (foto gentileza)

El gobernador de la provincia, Rodolfo Suárez, dijo que ninguno de los casos positivos de Coronavirus en la provincia ha sido producto del turismo interno y que por el momento no evalúan suspenderlo en otros municipios que aún rige, a menos que su intendente lo solicite. “Se va viendo día a día” indicó el mandatario.

“Escucho a los intendentes. No hay manera de llevar adelante políticas públicas si no es en diálogo con ellos. Hemos respetado la decisión de cada uno de ellos”, señaló el Gobernador en referencia a la suspensión del turismo interno en algunos departamentos, como el nuestro.

Malargüe ya cumplió 15 días desde la suspensión del turismo interno en la mayor parte de su territorio y no ha tenido casos positivos de coronavirus desde el 15 de abril.

“El turismo interno, sobre todo durante el fin de semana largo del 9 al 12 de julio que tanto se cuestionó, no trajo el virus al departamento como algunos agoreros del miedo le hicieron creer a mucha gente bien intencionada de nuestro departamento. Nadie ha salido a pedir disculpas, nadie se acercó a los prestadores turísticos para ver qué necesitamos, nadie ha venido a colaborar con nosotros que no tenemos trabajo. Los señores que hicieron la marcha contra el turismo, los médicos que se prestaron para eso, nadie se acuerda de nosotros que seguimos sin trabajar. Las únicas instituciones que se la jugaron por el sector fueron la Cámara de comercio, AMATUR y AEGHA, a sus dirigentes les han dicho de todo, hoy que el tiempo les está dando la razón nadie les pide perdón, al contrario, estoy segura que cuando publiques estas declaraciones van a seguir agrediendo” le dijo a Ser y Hacer de Malargüe una guía de turismo local, que pidió reserva de su nombre por temor a los violentos que realizan escraches en redes sociales, en domicilios particulares y establecimientos hoteleros.

Otro prestador turístico reflexionó “está todo bien, no hubo gente infectada y eso ya tira por tierra todo lo que se dijo contra el turismo interno. Me parece más importante ver qué va hacer Malargüe este año que no tuvo turistas. Preguntémonos qué está pasando con los cocineros, con las mucamas, con los seremos, con los guías, que no han podido trabajar en el invierno. Esa gente juntaba una platita en estos meses y tiraba hasta el verano, que nunca ha sido tan fuerte como el invierno. Me parece que nos deberíamos preguntar por qué tenemos tan poca empatía con el que la está pasando mal y quiso trabajar, pero no lo dejaron. El no tener turismo este invierno lleva que el señor de pinturería venda menos porque los que trabajábamos en el turismo esta primavera no vamos a pintar nuestras casas, los cabañeros tampoco y así en los distintos rubros, porque el turismo derrama en la farmacia, en el supermercado y en el kiosco del barrio, en las tiendas, no slo lo en los hoteles y los restaurantes como muchos creen”.

La situación económica del sector turístico malargüino es difícil. Extraoficialmente ha circulado una versión que un importante hotel cerraría sus puertas en las próximas y el restaurant solo abriría una vez a la semana. En ese establecimiento trabajan más de 30 personas que perderían sus fuentes de trabajo.

Hoy se cumplen ocho días de la convocatoria que realizaron la Cámara de comercio y AMATUR a todo el arco político local para analizar la posibilidad de que al menos hubiera circulación de turistas entre los tres departamentos del sur, responsabilidad que recayó en el Concejo Deliberante que recién ayer convocó a una sesión especial por el tema, pero aún no ha tomado una definición, que el sector pedía de manera “urgente”.

El dejar pasar los días, como estrategia política, evidencia una estrategia política del Concejo de no avanzar con el turismo interno regional de cercanía.