Las instructoras de zumba que solicitaron volver a sus clases presenciales.

Las Profesoras de Zumba, Dihué Rojas, Aylin Reyes y Silvia Berdú, han solicitado volver a practicar esa actividad con sus alumnas en la ciudad de Malargüe.

“Zumba es una nueva modalidad de fitness que fusiona el baile coreográfico con ejercicios concretos para un óptimo entrenamiento cardiovascular, lo que aporta grandes beneficios para el corazón, pero también tonificar el cuerpo y jumping es un entrenamiento de fuerza y acondicionamiento y mejora nuestra resistencia mediante el fortalecimiento” indicaron las docentes en una nota hecha pública en las últimas notas.

Consignaron que “zumba también es alegría, es un cable a tierra tanto para las instructoras como para las alumnas. Esta actividad ha sacado a muchas mujeres adelante no sólo beneficiándolas en la parte física sino mental y emocionalmente. Las nuestras alumnas han tenido y tienen estados depresivos o problemas familiares y están pidiendo que vuelva esta actividad nuevamente”.

Puntualizaron que las instructoras necesitan trabajar nuevamente porque forma parte del aporte económico al hogar. En algunos casos pagan alquilar de local o tienen sus parejas que han quedado sin trabajo o recortado el sueldo.

Para poder dictar sus clases las instructoras además pagan una membresía cotizada en dólares

“Nos comprometemos a tener en cuenta todas las normas establecidas en los protocolos para lograr el cuidado propio y de las alumnas que asistan” indicaron sobre el final del escrito las instructoras.