“El balance es más que positivo por parte de todo el equipo de trabajo. Malargüe pudo disfrutar, en formato virtual y cumpliendo estrictamente de todos los protocolos, de un fin de semana a pleno de atletismo. Solo en el circuito de Malargüe tuvimos más de 200 atletas y más de 100 de otros departamentos de la provincia y el país” expresó el Director de deporte social y rural, prof. Pablo Araujo.

Destacó el comportamiento del público y de los participantes que se ajustaron en todo momento al reglamento estipulado. Los tiempos se cronometraron por medio de la aplicación Strava. Los resultados se conocerán en las próximas horas, porque el trabajo de cotejo de tiempos es atleta por atleta.

La maratón nocturna se realiza hace 28 años por iniciativa de deportistas locales y referentes del medio, entre ellos Alberto Zambinelli quien fue uno de los mayores promotores de este evento y por ello la comptencia lleva su nombre. Esta nueva edición fue netamente virtual debido al contexto de pandemia que atravesamos. La misma comenzó el sábado 28 a las 07:00 donde se presentaron los primeros competidores que corrían el circuito de 5 kilómetros por ciclovía Sur, mientras que ayer domingo corrieron quienes se animaron a correr los 13 kilómetros.

Cada competidor, antes de la largar, pasó un túnel salitizante usando la indumentaria oficial de maratón. Los números llevaban además grabado el apellido del atleta, como en los eventos más destacados del mundo.

“El municipio no tuvo que realizar ninguna inversión, la maratón se solventó con las inscripciones y el aporte de los sponsors. Los auspiciantes colaboraron con la hidratación, sanitización y para completar el kit de la competencia, que le gustó mucho a la gente” añadió Araujo.

Luego valoró al equipo de la Dirección de deporte social y rural, especialmente el de la coordinación general de la competencia integrado por Carla González, Mauro Arriagada y Domitila Mora que trabajó durante semanas y el día de la competencia. A Juan Manuel Moreno, Marcelo Saluzo, Raúl Astrada que realizaron aportes como auspiciantes.

“Realmente hubo un trabajo de los profesores de la Dirección a mi cargo que es impagable. Son muchos por eso no los nombro, pero sin ellos este evento no habría tenido el nivel de excelencia que tuvo. Es emocionante leer en las redes sociales todos los comentarios favorables, la alegría de la gente. La verdad que trabajar con un equipo como con el que lo hago facilita las cosas, máxime cuando tanto la Secretaria General, Constanza Segura y el intendente Ojeda, de los que dependo, nos dejan trabajar con tanta libertad y apoyándonos en todo lo que necesitamos. Mis colegas del gabinete estuvieron siempre atentos a cualquier necesidad que se planteó. El éxito no es de una persona o de un área determinada, es de un grupo humano que busca siempre lo mejor para Malargüe, sin olvidarse del difícil y delicado contexto en el que nos toca actuar” puntualizó el profesor de educación física.

Finalmente, agregó “tuvimos que sortear muchísimos inconvenientes, hasta cambiar la modalidad a último momento. La gente tiene que saber que detrás de esta maratón hay muchas historias de vida, gente que estuvo en una difícil situación de salud respecto del Covid y encontró una motivación para volver a entrenar; Competidores que por el running han dejado adicciones; Padres que corrieron con sus hijos para motivarlos a que practiquen actividad física; Gente que nunca había participado en una competencia encontró, en esta maratón nocturna virtual, la posibilidad de sumarse al deporte; Hubo demostraciones de afectos de las familias de los atletas que no se ven todos los días. Entonces, más allá de alguna crítica que nos puedan hacer, que las vamos a recibir gustosos porque siempre las cosas se pueden hacer mejor, nos quedamos con la parte humana, esa alegría que, en medio de tanto dolor por los efectos de la pandemia, hemos tenido los malargüinos, como pueblo, este fin de semana”.