RECOMENDACIONES PARA PREVENIR EL CORONAVIRUS EN LA POBLACIÓN GENERAL

Fundamental el distanciamiento social, mantener un metro de distancia entre personas, lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón o alcohol en gel. Toser o estornudar sobre el pliegue del codo o utilizar pañuelos descartables. No llevarse las manos a la cara.
El Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes brinda recomendaciones para la población en general para prevenir el coronavirus.

Es importante evitar escuchar y difundir audios con “noticias” sobre la pandemia, no son fuentes confiables. Usar información precisa, seria y confiable en instituciones gubernamentales, hospitales y sociedades científicas acreditadas. El exceso de información confunde.

Medidas apropiadas para evitar la infección

Distancia social: mantenerse a más de un metro de distancia con otras personas (no se salude con el codo, solo una persona por ascensor, etc.).

El virus no penetra a través de la piel: ingresa por las mucosas de nariz, boca y ojos. De ahí la importancia del lavado frecuente de manos con agua y jabón o, en su defecto, use alcohol en gel.

Evitar la contaminación de boca, nariz y ojos: no tocarse la cara.

Las personas sanas no necesitan usar barbijo. El uso de barbijo se asocia a mayor número de veces en tocarse la cara para acomodarlo, lo que ha mostrado tendencia a mayor contagio. Por otra parte, provoca falsa sensación de seguridad y no se respeta la distancia social y el lavado de manos. Al sacarse el barbijo, puede contaminar sus manos con la parte anterior contaminada.

Deben usar barbijo las personas con síntomas respiratorios para evitar contaminar superficies, o cuidadores de enfermos COVID-19 que deban acercarse a más de un metro, o profesionales de la salud que asistan casos sospechosos o confirmados de COVID-19.

Limpieza del hogar

Ventilar bien los ambientes de la casa.
Limpiar con agua y detergente es adecuado siempre que se realice fricción y se elimine la suciedad visible.
Con agua y lavandina (diluir un pocillo de café -100 ml- en un balde con 10 litros de agua o una cucharada sopera -10 ml- en un litro de agua).
Usar guantes de limpieza.
Lavarse las manos luego de terminar la limpieza.
Evitar salpicaduras en el rostro.
No mezclar productos, ya que pueden inactivarse o generar vapores tóxicos.
Superficies que deben higienizarse con mayor frecuencia
Desinfectar bien los objetos que se usan con frecuencia.
Teclas de luz, celulares, picaportes, grifos, inodoros, teclados, teléfonos, mesas de luz, control remoto.
Luego de tocar esas superficies, lavarse las manos.
Evitar compartir maquillaje, cremas, vasos mate, cubiertos y otros utensilios.
No utilizar accesorios (pulseras, anillos, relojes).
No automedicarse. En caso de haber viajado al exterior recientemente, o haber tenido contacto con alguien que ha viajado y en caso de presentar síntomas, aunque sean leves, consultar inmediatamente al sistema de salud.

Comentar


CLAVES PARA LIMPIAR Y DESINFECTAR ÁMBITOS CON CIRCULACIÓN DE PERSONAS

Es vital la desinfección de superficies como mostradores, barandas, picaportes y puertas, además de ventilar los ambientes. Lo primero: limpiar con agua y detergente, no en seco. La técnica del doble balde y doble trapo.
Estas son las recomendaciones del Ministerio de Salud de la Nación para prevenir la transmisión del coronavirus en ámbitos con circulación de personas.
Desinfección de superficies y ventilación de ambientes
La contaminación de superficies y objetos es una de las vías más frecuentes de transmisión de las infecciones respiratorias. Mostradores, barandas, picaportes y puertas, entre otros, deben ser desinfectadas regularmente para minimizar el riesgo de transmisión por contacto.
La desinfección debe realizarse diariamente y esta frecuencia, depende del tránsito y de la acumulación de personas, la época del año y la complementación con la ventilación de ambientes.
Antes de aplicar cualquier tipo de desinfectante debe realizarse la limpieza de las superficies con agua y detergente para remover la suciedad.
Limpieza húmeda
La forma sugerida es siempre la limpieza húmeda con trapeador o paño, en lugar de la limpieza seca (escobas, cepillos, etc.). Un procedimiento sencillo es la técnica de doble balde y doble trapo:
Preparar en un recipiente (balde 1) una solución con agua tibia y detergente de uso doméstico suficiente para producir espuma.
Sumergir el trapo (trapo 1) en la solución preparada en el balde 1, escurrir y friccionar las superficies a limpiar. Siempre desde la zona más limpia a la más sucia.
Repetir el paso anterior, hasta que quede visiblemente limpia.
Enjuagar con un segundo trapo (trapo 2), sumergido en un segundo recipiente (balde 2), con solución de agua con detergente.
Porqué limpiar en húmedo y no en seco: Cuando se limpia en seco se levantan partículas, que se liberan al aire, lo que puede actuar como factor de dispersión de gérmenes y otras partículas nocivas.
Desinfección de las superficies
Una vez realizada la limpieza de superficies pasamos a la desinfección.
Con esta solución pueden desinfectarse las superficies que estén visiblemente limpias o luego de su limpieza. Esta solución produce rápida inactivación de los virus y otros microorganismos
El proceso es sencillo y económico, ya que requiere de elementos de uso corriente: agua, recipiente, trapeadores o paños, hipoclorito de sodio de uso doméstico (lavandina con concentración de 55 g/litro):
Colocar 10 ml de lavandina de uso doméstico en un litro de agua.
Sumergir el trapeador o paño en la solución preparada, escurrir y friccionar las superficies a desinfectar.
Dejar secar la superficie.
El personal de limpieza debe utilizar equipo de protección individual adecuado para limpieza y desinfección.
Información suministrada por el Ministerio de Salud de la Nación: https://www.argentina.gob.ar/coronavirus/atencion-publico

Comentar


RECOMENDACIONES PARA EL CONTROL PRENATAL DURANTE LA PANDEMIA DE COVID-19

En los embarazos de bajo riesgo se aconseja control cada dos meses y, si es de alto riesgo, seguirán el circuito habitual, recomendando evitar la asistencia a los hospitales. A partir de las 36 semanas se hará control semanal, se informará cuál es la maternidad a la que se debe concurrir para el nacimiento.

En los embarazos de bajo riesgo se aconseja control cada dos meses y, si es de alto riesgo, seguirán el circuito habitual, recomendando evitar la asistencia a los hospitales. A partir de las 36 semanas se hará control semanal, se informará cuál es la maternidad a la que se debe concurrir para el nacimiento.

El Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes, desde la Dirección de Maternidad e Infancia, con el objetivo de evitar la diseminación del virus COVID-19 entre la población de embarazadas y puérperas, brinda algunas recomendaciones.

Durante el embarazo

En los embarazos de bajo riesgo se aconseja control cada dos meses y, si es de alto riesgo, seguirán el circuito habitual, recomendando evitar la asistencia a los hospitales.

Se realizarán la serología según las recomendaciones habituales y las ecografías mínimas recomendadas.

Se dará en cada consulta las pautas de alarma para concurrir a la guardia de la maternidad y un número de teléfono para consultas del centro de salud.

A partir de las 36 semanas, se hará control semanal y se informará cuál es la maternidad a la que se debe concurrir para el momento del nacimiento. El control puerperal se realizará en el centro de salud en el mismo día que el control del recién nacido. Se recomienda al menos a los 7 días y al mes.

Se brindarán herramientas de educación para la salud para evitar la infección por COVID-19 y pautas para consultar en casos de sospecha de infección.

Signos de alarma para consulta durante el embarazo

Contracciones (panza dura) cada 5 o 3 minutos durante dos horas controladas en reposo.

Presión alta (140/90 o más), dolor de cabeza, visión borrosa, dolor abdominal (en la boca del estómago).

Pérdida de sangre o pérdida de líquido (con olor a lavandina).

Dolor o ardor al orinar.

Fiebre de más de 38°.

Si no siente los movimientos del bebé.

Signos de alarma para consultar durante el puerperio

Fiebre.

Loquios modificados: fétidos, de color amarillo-verdoso.

Pérdida hemática como una menstruación o más, después del séptimo día posparto.

Signos inflamatorios en la glándula mamaria compatibles con mastitis.

En el sistema sanitario
Se determinará un sector exclusivo dentro del centro de salud para la atención de embarazadas, puérperas y recién nacidos. En caso de que esto no sea posible, se asignarán centros de salud donde se realice el control de embarazo, puerperio y control de niños sanos durante el primer año de vida.
Toda paciente que consulte por sospecha de embarazo debe ser captada y confirmar en la misma consulta de ser posible a través de test de embarazo o subunidad B. En esa consulta se abrirá la historia clínica perinatal y se otorgarán los pedidos para la realización de serología.
En la primera consulta se detectarán factores de riesgo social y biológico.
Los turnos de embarazadas serán otorgados cada 40 minutos y el equipo de salud deberá respetar el horario asignado para que no estén las pacientes en sala de espera. En ningún caso se hará ir a todas las pacientes al mismo horario y siempre se respetará la distancia de más de un metro y medio entre pacientes.
Recomendaciones en el control Infantil
Se realizarán los controles de salud mínimos para evitar la sobredemanda de los centros de atención primaria. Dentro de esta lógica, se recomienda que todos los recién nacidos salgan de la maternidad con un turno programado y que cada región sanitaria entregue al hospital regional o de referencia las modificaciones de la cartera de servicios mientras dure la pandemia.
En ningún caso se harán controles de niño sano en los hospitales. En los centros de salud, los turnos deberán ser diferidos y planificados cada 30 minutos evitando siempre el hacinamiento en salas de espera (respetar la distancia recomendada de un metro y medio).
Deberán brindarse las pautas de alarma a las madres previas al alta de la maternidad brindando los signos y síntomas ante los cuales deberán consultar al centro de salud.
Se brindarán números de consulta de lactancia. Se recuerda que el Banco de Leche Humana tiene personal disponible las 24 horas. que puede responder consultas telefónicas.
Se planificará la primera consulta a los 7 días del nacimiento y las posteriores visitas serán a los 15 días, al mes y los dos meses de vida. Posteriormente, se programarán las visitas cada dos meses, durante el primer año de vida, y los niños mayores se controlarán cada 6 meses. a excepción de que sean pacientes de riesgo.
En todas las consultas se brindará apoyo para sostener la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses, se llenará la libreta de salud, sueño seguro, y se controlará el cumplimiento del esquema de vacunación.
Se autoriza la entrega doble de leche del programa alimentario y no se requerirá el control de salud para la misma.
En todos los controles se brindará educación para prevenir la infección por COVID-19.
En los casos que el pediatra considere que hay riesgo biológico o social (situaciones de consumo problemático, maltrato y situaciones de vulnerabilidad económica) primará el criterio del pediatra para la frecuencia de las visitas.

Comentar


NIÑOS Y NIÑAS: RECOMENDACIONES PARA PREVENIR CORONAVIRUS

Los chicos deben permanecer en sus casas. Deben evitar juntarse con amigos o realizar cualquier tipo de reunión. En caso de que la asistencia al domicilio de personas sea imprescindible, se debe mantener una distancia prudencial de 1 metro como mínimo.

Los chicos deben permanecer en sus casas. Deben evitar juntarse con amigos o realizar cualquier tipo de reunión. En caso de que la asistencia al domicilio de personas sea imprescindible, se debe mantener una distancia prudencial de 1 metro como mínimo.

Desde el Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes, se brindan consejos a tener en cuenta para prevenir el coronavirus en los chicos.

Evitar cualquier tipo de contacto con personas mayores de 65 años (abuelos u otras personas), por ser considerados grupo de riesgo.

Toda la población debe evitar salir de sus domicilios, salvo que no tenga otra opción. En caso de hacerlo, evitar llevar a los niños/as a supermercados, bancos u otros lugares cerrados. Los niños/as es sabido que no suelen quedarse quietos, no respetan distancias y tocan superficies, por lo que tienen mayor riesgo de contagiarse. O, si son portadores de la enfermedad, pueden diseminarla al asistir a esos lugares.

Evitar llevarlos a juegos de plazas, ya que estos pueden estar contaminados con secreciones infecciosas.

Evitar llevarlos a cumpleaños, ya que allí se reúnen muchas personas y están en contacto con juegos que pueden contener secreciones infecciosas.

No asistir a clubes ni gimnasios.

Al salir cualquier persona fuera de casa y volver debe lavarse muy bien las manos con agua y jabón.

La población en general debe evitar asistir a centros de atención médica (centros de salud, consultorios, hospitales) a menos que sea estrictamente necesario. Se deben suspender los controles de niño sano, salvo controles del primer mes de vida.

Asistir a las guardias si el niño/a tiene fiebre, dificultad respiratoria y tos. En caso de que asistan a guardias para consultar por patología respiratoria, en las mismas se separará a los pacientes con síntomas respiratorios y se les dará un barbijo. Deben avisar si han salido de la provincia en los últimos 14 días o si han estado con alguien que lo haya hecho.

En caso de tener síntomas respiratorios y toser o estornudar, tratar de hacerlo en el pliegue interno del codo o en un pañuelo descartable. Luego, descartarlo. Son de un solo uso. Lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón o con alcohol en gel.

El uso de barbijo lo indicará el personal de salud. No tiene sentido salir a la calle usando barbijos para prevenir la enfermedad. No es una medida útil.

Si tienen síntomas (fiebre, tos o dificultad para respirar), consultar a un centro médico para diagnóstico adecuado y evitar salir de su casa, salvo que sea imprescindible.

Continuar con el esquema de vacunación que corresponde a la edad del niño/a. Es indispensable la correcta inmunización. En estos casos, es muy importante la vacunación contra neumococo y la antigripal.

Ventilar frecuentemente las casas. Realizar primero limpieza de superficies con productos específicos y, luego, desinfección con:

Lavandina comercial: un pocillo de café (100 ml) en un balde con 10 litros de agua. O una cucharada sopera (10 ml) en un litro de agua. Este producto es más efectivo que el alcohol en gel.

Alcohol líquido: colocar 7 partes de alcohol (comercial 96°) y 3 partes de agua en un recipiente limpio o rociador. Tener en cuenta que es inflamable y tiene que estar alejado del fuego (se desaconseja en cocina).

Toallitas desinfectantes.

Comentar


INFANCIA Y COVID-19: JUEGOS EN CASA Y CÓMO LE EXPLICO A MI HIJO

Explicar lo básico y de acuerdo con la edad. El juego del lavado de manos y muchas propuestas para darle un toque lúdico a la casa.
Para iniciar, sugieren a los adultos manejar su propia ansiedad antes de hablar con ellos.

Los conceptos que recomiendan comunicar son:
–Qué son: los virus son organismos muy pequeños, que no vemos. A veces ingresan a nuestro cuerpo y nos pueden enfermar. Pero hay muchos profesionales, como científicos, médicos y enfermeros que nos cuidan. Muchos están buscando la manera, para que no nos llegue a suceder nada.
–Cómo se evita: asociarlo siempre con la prevención (no con la enfermedad y menos aún con la muerte). Hablar del lavado de manos, no tocarse ojos, boca ni nariz, y el resto de las prevenciones básicas recomendadas para toda la población, en un lenguaje adaptado a su edad.
–Las claves: apertura y juegos. Hay que estar abiertos a las preguntas que quieran hacer y responderles, de acuerdo a lo que consulten.
Además, proponerles juegos, como el lavado de manos. Uno de ellos puede ser que un adulto dibuje cada mañana un pequeño coronavirus y que durante el día se borre con el lavado de manos. Si al final del día no está el dibujito, el niño gana 1 punto. Y si en 20 días acumuló 20 puntos, accede a un premio.
La casa, espacio lúdico
Los juegos fueron diseñados por niños y jóvenes para sus pares. Son miembros del Árbol Rojo, un dispositivo radial de salud mental para los niños y jóvenes que nació en noviembre de 2017 en el Centro de Salud Mental Infanto-Juvenil Nº 9 de Tupungato, dependiente de la Dirección de Salud Mental y Adicciones, y con el apoyo de radios escolares y comunitarias.
Entrevistas: Directora de Salud Mental y Adicciones, Elizabeth Ofelia Liberal 263 4686833.
Fuente: Dirección de Salud Mental del Ministerio de Salud de Mendoza.