El Intendente Juan Manuel Ojeda comunicó a todos los comerciantes de Malargüe que no es exigible el uso del Libro de Registro de Clientes, que se dispuso como medida para controlar nexos de Covid. La medida comenzó a tener vigencia desde el momento de su anuncio.

En un parte dado a conocer este mediodía por Agencia municipal de comunicación el jefe comunal agradeció a todos por la colaboración brindada en este tiempo de pandemia.

Siguen en vigencias para el ingreso a los locales comerciales las medidas de higiene establecidas como la colocación de dispensadores de alcohol en gel u otro producto sanitizante, uso de barbijos o tapabocas por parte de clientes y personal, distanciamiento social, ingreso reducido de clientes a los locales comerciales, entre otras medidas oportunamente anunciadas e implementadas.

La responsabilidad social de la comunidad es fundamental para la prevención del Covid19 y evitar su propagación y contagio.

 El virus se mueve con las personas. Se apela a la conciencia social comunitaria y al cumplimiento de las medidas preventivas.

Protéjase a sí mismo y a quienes lo rodean informándose y tomando las precauciones adecuadas.

Para evitar la propagación de la COVID-19:

Lávese las manos con frecuencia. Use agua y jabón o un desinfectante de manos a base de alcohol.

Manténgase a una distancia segura de cualquier persona que tosa o estornude.

No se toque los ojos, la nariz o la boca.

Cuando tosa o estornude, cúbrase la nariz y la boca con el codo flexionado o con un pañuelo.

Uso correcto de tapabocas o barbijos en la vía pública.

Salir sólo lo indispensable para trabajar, realizar compras o emergencias.

Quédese en casa si se siente mal.

Si tiene fiebre, tos y dificultad para respirar, solicite atención médica. Llame con antelación.

Siga las instrucciones de su organismo sanitario local.

Evitar las visitas innecesarias a los centros de atención médica permite que los sistemas sanitarios funcionen con mayor eficacia, lo que redunda en su protección y en la de los demás.