Dos horas y seis minutos empleó el intendente Juan Manuel Ojeda en su informe ante el Honorable Concejo Deliberante para repasar los primeros 88 días de gestión. Invitó al diálogo y al trabajo conjunto a los 10 ediles, a las entidades intermedias y a los vecinos en general, aclarando que no está dispuesto a negociar con corruptos.

“Juré, ante ustedes, que iba hacer cumplir la ley y vengo hacer eso. En la lucha contra la corrupción vamos hacer implacables. No me siento a negociar con corruptos y esto es bueno que todos lo sepan” aseveró enfáticamente Ojeda.

“Es muy importante para el Ejecutivo poder tener una comunicación fluida. Todos saben que las puertas de la intendencia están abiertas para los concejales. El Malargüe que viene es el que tenemos que construirlo entre todos, tenemos que animarnos a salir de lo convencional, hay un cambio de aire y ese cambio tiene que ver con la esperanza” agregó el jefe comunal.

Puntualizó que el 10 diciembre recibió un municipio equilibrado, al que no le sobraba ni le falta plata, pero con 490 contratos en planta temporaria, donde ninguna de esas personas había sido designada por él, pero a las que se les dio continuidad. No había servicios sistematizados, un parque automotor desbastado y falta de infraestructura básica como cloacas. Aseveró que desde 1995 fue “escandaloso” el mal uso de los recursos. Criticó la falta de cobro, por parte del municipio, de los planes de pavimentación que se han ejecutado en la ciudad.

“Si miramos para atrás ningún intendente logró darle una solución a la desocupación. Esa desocupación genera pobreza, pero no inclusión. La verdadera inclusión llega con el mercado laboral. Nosotros decidimos trabajar y luchar para abrir nuevas oportunidades” dijo Ojeda.
Se mostró dispuesto a seguir “luchando” para exceptuar a Malargüe de la Ley 7.722, lograr la fractura hidráulica en la formación Vaca muerte sea autorizada mediante una ley para dar seguridad jurídica los inversores, el fomento de la agricultura, la ganadería, el turismo, el deporte y la cultura como herramientas para diversificar la matriz productiva del departamento.

Entre los méritos de su gestión de estos días valoró la realización del festival nacional del chivo con record de público entre las fiestas populares de Mendoza en lo que va de 2020; la elección del delegado municipal de Agua Escondida por medio del voto electrónico de los empadronados en esa localidad; la bendición de los frutos que tendrá lugar la próxima semana en Bardas Blancas; el programa Volver a las aulas donde cerca de 300 agentes municipales buscan la terminalidad de sus estudios primarios y secundarios; el fomento de actividades culturales, recreativas y deportivas; la limpieza en todos los sectores de la ciudad; el congelamiento de los sueldos de los funcionarios del gabinete municipal y el 10 % de incremento salarial para todos los empleados municipales, entre otros tantos.

Informó que su sueldo de $ 91.000,00 y que la mayoría de sus funcionarios cumplen funciones de Directores pero cobran como Coordinadores, con haberes de $ 50.000,00.

Anunció la creación de nuevo jardín maternal y un programa municipal de salud.

“No vamos a tener contemplación con el que comience a usurpar a partir de este momento” afirmó al sostener que no se permitirán usurpaciones de terrenos. En esa línea indicó que ningún a funcionario público le concederá bienes inmuebles.

En materia de obras públicas para este año anunció un plan de 100 viviendas de 42 metros cuadrados cada uno, construcción de 67.000 metros cuadrados veredas, terminación del skatepark, red de energía eléctrica para Cañada Ancha y mejoramiento del tendido eléctrico a La Junta, red de agua potable y electrificación en Colonia hípica y Colonia de emprendedores, tendido de cañería de gas para el barrio Procrear, urbanización de barrio Carbomental.

Se mostró esperanzado en que el presidente Alberto Fernández cumpla el compromiso firmado el año pasado en San Rafael, cuando era candidato, a pavimentar en sus cuatro años de gestión lo que resta de las rutas nacionales 40 y la 188, además de las provinciales 186 y 180. Ese fue el único momento donde los cinco concejales de la oposición aplaudieron las palabras de Ojeda.