Imagen Ilustrativa (DRNR)

Unas 500 hectáreas de pastizales, cortaderas y pichana se quemaron en la zona de la reserva reserva provincial Llancanelo.

En la tarde de este sábado ya no había puntos calientes, según pudo conocer Ser y Hacer de Malargüe.

El foco ígneo se inició el jueves y estuvo activo hasta ayer cuando pudo ser controlado por personal de guardaparques que presta servicio en nuestro departamento, con el apoyo de la base de incendios de Monte Comán.

Concretamente, el fuego se inició al sur del arroyo Carapacho, afectando solo vegetación. En la zona hay puestos cercanos, pero ninguno corrió riesgo.