Dip. Guillermo Mosso (Foto Mendoza Post)

El diputado Guillermo Mosso, del PD, que forma parte del interbloque oficialista de Cambia Mendoza, aseguró que al gobierno nacional «solo queda enfrentarlo entre todos».

Se define como un apasionado por la lectura, el cine, la música, el fútbol y los asados entre amigos.  Es afiliado al Partido Demócrata (PD) desde los 18 años, y asegura que lo desvela Mendoza porque es «una tierra que supo brindar cobijo a generaciones de inmigrantes que vinieron a esforzarse y progresar, pero hoy no genera las oportunidades que nuestros jóvenes necesitan, y quiero trabajar para eso.»

Guillermo Mosso alternó la política con la actividad privada y, entre sus trabajos, fue director de un diario, así que sabe llevarse bien con la prensa y «despunta el vicio» escribiendo sus propias notas en su página personal. En las redes, es más medido. 

Forma parte del PD que se unió a Cambia Mendoza (otra parte se salió del acuerdo con el oficialismo) y ocupa una banca del interbloque oficialista en la Cámara de Diputados, con mandato hasta el 2023. 

La diputada Josefina Canale dice que los que se fueron del PD rechazando Cambia Mendoza son de algún modo funcionales a los K. ¿Comparte esta visión? ¿En Mendoza particularmente cree que esa premisa es válida?

Frente a un gobierno que quiere domesticar al Poder Judicial, que agrede a la prensa libre e independiente, que coloniza el Estado con militantes propios y que degrada las instituciones, solo queda enfrentarlo entre todos aquellos que defendemos los valores republicanos y la democracia. Hay que dejar de lado las diferencias ideológicas, partidarias y los resentimientos personales. Afiliados y simpatizantes del PD nos lo dicen claramente: «No se la hagan fácil al peronismo y al kirchnerismo». Por eso entendemos que en situaciones como las que hoy vive el país y la provincia, no hay espacio para terceras opciones. No podés estar discutiendo que no te funciona el cuerito de la canilla cuando se te está quemando la casa.

El PD es un partido de raigambre conservadora, pero están dentro de un espacio más bien progresista, ¿cómo se explica eso a los afiliados?

En realidad, esa es una concepción errónea. El PD fue el primer partido progresista de Mendoza. Prueba de ello fue la constitución de 1916, de avanzada para la época, como tantas otras leyes sociales pioneras. Entendemos el progreso desde la esfera individual, concebimos la idea de que las sociedades se desarrollan y evolucionan cuando las personas lo hacen en el ejercicio de sus libertades. Argentina, por el contrario, está detenida en el tiempo y desbarrancándose del mapa del mundo. Hoy lo verdaderamente conservador es este supuesto progresismo encarnado en el kirchnerismo, que sigue defendiendo la Argentina de la decadencia de los últimos 70 años. Un progresismo que pidió botonear a los padres que mandaban sus hijos a la escuela y que agrava las brechas existentes cuando se refugia en la virtualidad para educar a los niños. Hoy, el verdadero progreso pasa por defender la Constitución, la República y la democracia, y esas son las bases sobre las que se asienta Cambia Mendoza y Juntos por el Cambio.

Se presenta en Twitter con la frase «por una Mendoza con más trabajo y más actividades económicas productivas» ¿Cuál es su postura respecto al corset que significa la 7722 para la minería?

Ninguna actividad económica lícita que genere empleo, desarrolle su comunidad y respete el ambiente debe ser prohibida. Pero tampoco hay actividad que por sí sola, pueda generar los puestos de trabajo que hoy necesita Mendoza para emplear a los jóvenes que cada año se incorporan al mercado laboral.

El ambiente no puede ser un santuario intocable, rodeado de pobreza y marginalidad, sin poder aprovechar nuestros recursos naturales en forma inteligente y responsable, generando capacidad estatal de control y confianza en la sociedad.

Mendoza debe ser Vitivinicultura + Petróleo + Agricultura + Industria + Minería + Turismo + Economía del Conocimiento + Servicios. Deben convivir todas estas actividades.

Si fuera gobernador de Mendoza por un día ¿qué cambiaría primero?

Haría 3 cosas. La primera, una reforma para lograr un Estado más sencillo sin tanta burocracia ni trámites obsoletos, que no le complique la vida al ciudadano, al emprendedor, al empresario. Segundo, intentaría cambiar la lógica presupuestaria: en vez de cuántos ingresos hay que conseguir con impuestos y deuda para financiar este nivel de gasto estatal, arrancaría preguntando qué Estado podemos pagar con el nivel de impuestos que puede soportar la sociedad mendocina. Y tercero, un programa para becar en el exterior a los mejores 100 promedios universitarios en todas las ingenierías de procesos productivos, tecnología y ambiente, con el compromiso de que vuelvan capacitados para transformar Mendoza.

¿Qué cree que quienes lo votaron le pediría que le dijera al presidente si le diera una audiencia?

Creo que me pedirían que le manifestara al presidente de la Nación que no se perjudique más a nuestra provincia por cuestiones partidarias, como está sucediendo con Portezuelo del Viento o como ocurrió con la Promoción Industrial. Que permita que Mendoza se desarrolle en su plenitud con todo su potencial para que sea la punta de lanza en la relación económica y comercial con Chile y como la salida de Argentina al Pacífico. Y que sea el presidente de toda la Argentina y no solo del conurbano bonaerense. 

Fuente: Mendoza Post.

Para hacerte llegar lo que pasa en Malargüe y en la provincia de manera personal, te invitamos a que seas parte del grupo de WhatsApp de Ser y Hacer en donde sólo recibirás noticias, en ningún momento estará abierto, por lo que sólo te llegará lo que subamos a nuestra web. Te dejamos el link para que te puedas unir:https://chat.whatsapp.com/CJsaeZw7ud4ChVZNcLqzZm