Por Fer Tau

¡Buen día y arriba! Pasó el domingo 26 de julio y en Roca 0 no sonó el despertador. Creo que a muchos les está ocurriendo lo mismo, pasan los días y a los días solo le queda el nombre, están perdiendo su significado.

En la semana tuve un sueño a lo Fellini, veía al cura pidiéndole prestado el carro al vendedor de sandías para salir a recorrer las calles y recordarle a la gente por medio de la propaladora, que suena con ese ruido inconfundible (se entiende algo así: ¡sandía calada coloraaada seññooora! Traiga la boolsa), pero el mensaje del cura avisa que es domingo y recuerden que a las 10:00 empieza la misa.

Los lunes, el día más sufrido para muchos, arrancaba la semana con la agenda casi completa hasta el viernes. Cada día y momento del día tenían un significado especial, casi de memoria. Cada día tiene su nombre, pero para cada uno un significado único y personal, una regla mnemotécnica que podría ser martes=taller de cerámica, jueves=fulbito con los amigos, etc., etc., y los findes, juntadas familiares o con amigos. Los domingos, ya sabemos, o dormíamos hasta el mediodía sin necesidad de oír la propaladora del carro del vendedor de sandias, prepararse para ir a oír el sermón del domingo.

La cultura está cambiando. Antes de la cuareeterna, zoom era solo relacionado con la cámara fotográfica. Ahora meta zoom a cada momento, las clases del cole, el curso a distancia, el bingo, siii, ¡el bingo que se reinventó! Y muchas funciones más que escapan a mi conocimiento. Ahí al creador de zoom se le escapo la tortuga, si hubiese cobrado un peaje irrisorio para usarlo, pongámosle un pesito por persona por sesión, hoy los hubiese pasado por la banquina a Bill Gates, Mark Zuckerberg, Elon Musk y a Jeff Bezos juntos en el ranking de los más ricos del mundo (a Amancio Alcorta no lo pongo en esta lista porque parece un nombre de calle y aporta a la confusión). La cuestión es que zoom se cortó solo como la aplicación más utilizada de modo comunitario para poder hacer una cyber juntada. Fíjense que uno aprende por necesidad, hasta en Roca0 le damos uso. Apenas finalice esta cuareeterna, haremos un llamado, para que los memoriosos nos recuerden qué significaba cada día de la semana, de acuerdo al uso que le dábamos.

Ya no se busca el camino correcto, buscamos una ruta en buen estado

Mientras buscamos un camino de salida a esta crisis, cosa que se está haciendo difícil, el equipo de Vialidad provincial tampoco puede hacer su trabajo, con un equipamiento y maquinaria vintage, en el año de mayores nevadas de los últimos tiempos, poco se está haciendo para que por las principales rutas del departamento se pueda tener un tránsito seguro.

En la ruta 222 se da un cumulo de inconvenientes. Desde la ruta 40 hasta Los Molles abundan los desprendimientos y desmoronamientos de piedras que hacen de la ruta un excelente sitio para test drive de manejo en grado moderado para esquivar los obstáculos a baja velocidad, para evitar roturas en los vehículos que circulan.

Pasando Los Molles y llegando a Las Leñas, la ruta 222 es un lugar peligroso, zonas donde la nieve acumulada dificulta el tránsito y pone en riesgo la integridad de los que queden varados debido a las bajas temperaturas. Hay sectores donde se pone muy en riesgo la estabilidad del vehículo, la nieve y el hielo le dan tanta inclinación a la ruta que el test drive que hay que afrontar es para aventureros avezados.

El resto de las rutas que dependen de Vialidad provincial van con la misma suerte. Teléfono para los escritorios de DPV en Mendoza, recuerden que, en los rincones de la provincia, sobre todo en Malargüe, existen campamentos con material y maquinaria casi fuera de servicio, personal al que no se capacita y una estructura de trabajo que atrasa más de tres décadas.

La semana pasada se nombró al Ing. Osvaldo Romagnoli Director de Vialidad provincial de Mendoza.  Este anuncio nos viene como anillo al dedo, hace mucho tiempo que hay reclamos acerca de las rutas. Le deseamos lo mejor en su gestión, que mire con atención hacia el sur y si se da una vuelta por Malargüe, ármese de paciencia y tiempo. Tenga en cuenta que va haber una larguísima fila de personas que van a querer reunirse o tomar un café con usted para ponerlo al tanto de las penurias que están pasando en la región con este tema.

¿Dónde está San Martín?

¿Y qué hacemos con San Martín? Eso lo dejamos para la semana que viene, vamos a estar más cerca de del 17 de agosto, aniversario del pase a la inmortalidad del Gral. San Martin. No estuvo tan errada Daniela favari (más allá de los memes publicados por no fijarse bien en el GPS, algunos muuuy buenos) en sus dichos. Gracias al General y tantos otros patriotas, existen todos y cada uno de los rincones de nuestro gran país, no estuvo él en persona, pero sí gente de su confianza para planificar y llevar a cabo el desafío independentista, con cruce de Los Andes incluido.

San Martin en 1829 regresa de Europa y en el Río de La Plata se niega a desembarcar, al ponerse al día de las intrigas políticas de la época, regresa al viejo continente donde permanece hasta su fallecimiento.  Si en estos días se repitiera la escena, nuevamente regresaría a Europa, desilusionado por el presente político mezquino que no gobierna para el pueblo, lo hace para sus intereses personales.