Turistas mirando el agua del Río Grande (Foto archivo-ilustrativa)

Primero que nada, celebro que el Concejo deliberante en pleno se haya puesto de acuerdo para organizar, este último viernes a la noche en las instalaciones de la Cámara de comercio, un foro titulado “Portezuelo -Trasvase”, que giró en torno al tema de la crisis hídrica mendocina. Me permito catalogar la actividad de sumamente positiva no solo por la unidad que demostraron entre sí los ediles, sino, y sobre todo, porque nos permitió conocer cuál es el tema de las conversaciones en las que está incluido el departamento de Malargüe en el resto de la provincia y de la que nosotros, como sociedad y dirigencia, no estábamos hablando. Básicamente el oasis agrícola del sur, San Rafael y General Alvear están necesitando el agua del Río Grande.

En la ocasión se expuso la gravedad de la crisis hídrica utilizando términos no habituales para la actividad económica malargüina, acompañada de una fuerte crítica al Departamento General de Irrigación. Se interpeló fuertemente el proyecto licitado de Portezuelo, bloqueado por la falta de laudo del gobierno de Fernández, y acusaron al gobierno provincial por la falta de una visión estratégica que no tuvo en cuenta el trasvase frente a la crisis hídrica que estamos atravesando.

Nos vinieron a proponer que el dinero de Portezuelo se ocupe en el trasvase de las aguas del Río Grande al Atuel, presentando como más viable la cuenca alta porque es la más económica, algo a los que los malargüinos muchas veces habíamos dicho que no. También se planteó que parte de los dólares sobrantes deberían destinarse a un fondo fiduciario que permita seguir generando más inversiones para todos los mendocinos.

La presentación dejó muy en claro algo que ya sabemos, la energía se puede fabricar pero el agua no. También advirtieron que si no damos uso efectivo al caudal del agua del Río Grande que no se está utilizando en poco tiempo la Pampa, que ya está haciendo uso esas aguas, va a hablar de derechos adquiridos  y entonces será imposible tocar un ápice del agua mendocina de Río Grande, por lo que urge decidir rápidamente qué se va a hacer con esa cantidad de metros cúbicos por segundo disponibles que hoy no están siendo utilizados.

Hoy, sea como sea, seguimos dependiendo de los vaivenes políticos de nación y los nulos planes estratégicos de desarrollo del gobierno de la provincia, mientras que el desempleo y la desesperanza siguen apoderándose de cada uno de los malargüinos.

CAÑADA COLORADA
LA RETACERÍA SUR

Muchos interrogantes se abren ante el escenario planteado para la discusión:

¿Seguiremos defendiendo Portezuelo, aún con escasas posibilidades de concreción?

¿Seguirá la provincia dentro del COIRCO?

¿Portezuelo chico con trasvase será la opción para dejar a todos contentos?

¿Seguiremos siendo la vaca lechera de nuestros comprovincianos?, si es así, ¿A cambio de qué?

¿Llegó la hora de negociar con nuestros vecinos? ¿Nosotros podremos darle el agua para mantener su matriz productiva, pero ellos nos darán la posibilidad de realizar minería o seguirán cortando rutas para que así no sea? Si así fuera ¿No es eso pagarnos con la misma moneda que hoy nosotros tenemos?

Por el trasvase nos darán a cambio tierras irrigadas en un departamento que culturalmente y por sus condiciones climáticas no es agrícola, ¿Deberemos entonces, paralelamente, hacer un plan de asentamiento agrícola suficientemente atractivo para personas del norte provincial que conozcan el oficio ocupen y hagan producir esas tierras? ¿A qué precio?

¿Qué regalías nos quedan a los malargüinos y cómo hacemos para que esas regalías se inviertan inteligentemente en calidad de vida, educación y trabajo genuino?

el fortin junio 2021
Publ agosto 2022 1024x263 1

Lo importante será buscar el equilibrio para que Malargüe y los malargüinos dejemos de tener sentimientos encontrados entre la impotencia y la victimización ante a lo que históricamente ha sido una vida llena de postergaciones y entrega de recursos al norte mendocino, y la necesidad de sentirnos orgullosamente parte de una provincia que nos respete y valore.

¿Cómo nos paramos frente a nuestros vecinos, ya sea de nuestra provincia o de las provincias vecinas que necesitan hacer uso de un recurso tan importante como el agua de una manera adulta y con una visión compartida? Evidentemente, nos está faltando una obra y una visión que nos conecte con todo lo que eso significa. Tendremos que ponernos de acuerdo para ir en busca de ella.

Alguien dijo en la reunión “es mejor el 50% de algo que el 100% de nada”. ¿Será posible ponernos de acuerdo en cuál será ese algo?  ¿Seguiremos peleando por el 100%? ¿Tendremos los malargüinos alguna injerencia directa sobre esa discusión? ¿Nos podremos poner de acuerdo o esto significará una grieta más de las tantas que no surcan?

La discusión está en la mesa. Adelante.

Por Verónica Bunsters, Presidente PRO Malargüe.

Para hacerte llegar lo que pasa en Malargüe y en la provincia de manera personal, te invitamos a que seas parte del grupo de WhatsApp de Ser y Hacer en donde sólo recibirás noticias, en ningún momento estará abierto, por lo que sólo te llegará lo que subamos a nuestra web. Te dejamos el link para que te puedas unir: https://chat.whatsapp.com/CxrWUOpPvfZBMIZF47q6EH

ypf full setiembre 2022
Encontrá estas promos en YPF LA CORDILLERA, Av. San Martín y Cuarta división, Malargüe.